mayo 14, 2018

Periné: el músculo sexual menos conocido

 

Patricia Masin

Profesional en práctica de Antigym

Ver perfil

Entrevista personal en ARTHROS | +54 3482 424049/560098 | Iriondo 212, Reconquista, SF, ARG | institutoarthros@gmail.com | Facebook: Arthros

 


 

El PERINÉ, también llamado perineo, piso o suelo pélvico, es una parte fundamental de nuestro cuerpo y, sin embargo, es el gran desconocido, pero no es por tratarse de un concepto nuevo, ni de un descubrimiento reciente, sino más bien podría decirse que es una zona de nuestro cuerpo largamente negada e ignorada como consecuencia de los mitos y tabúes que siguen manteniéndose en forma generalizada.

Si bien en la última década cada vez más mujeres y hombres han demostrado un interés creciente sobre la salud de esta región tan importante de su cuerpo, es muy frecuente descubrir que todavía existe un gran desconocimiento acerca de dónde se localiza, cuáles son sus funciones y qué consecuencias tiene no controlar los músculos que lo forman.

Efectivamente, hay algo esencial que todos, hombres y mujeres, independientemente del momento de su vida en el que se encuentren, deben conocer: el periné tiene un papel fundamental en muchas de nuestras funciones vitales.

 

La anatomía del periné

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y tejidos conjuntivos que tapizan y cierran la parte inferior de la pelvis. Son esos músculos que se encuentran entre el pubis y el coxis, alrededor de la vulva o escroto y del ano. Se disponen en dos planos:

  • Uno superficial, cuya función más importante es la sexual, aunque también ayuda a sostener los órganos pélvicos (recto, vejiga, útero, ovarios, próstata, etc.).
  • Otro más profundo, formado por los músculos que efectivamente sujetan dichos órganos, controlan los esfínteres y mejoran la calidad de las relaciones sexuales.

 

Funciones del periné

Muchas veces no somos conscientes del verdadero valor que tienen las cosas hasta que éstas dejan de funcionar. Si hasta ahora no has tenido síntomas que indiquen alguna alteración de tu suelo pélvico, es probable que no seas del todo consciente de la importancia que éste tiene en muchos aspectos de tu día a día.

  • Función de sostén: el perineo sostiene la vejiga, el recto, el útero, la vagina y la próstata, entre otros órganos.
  • Funciones de continencia: el suelo pélvico controla los esfínteres para una correcta micción (acto de orinar) y defecación.
  • Función sexual: unos músculos perineales tonificados mejoran la calidad de las relaciones sexuales.
  • Función reproductiva: el periné es el último obstáculo que debe salvar la cabeza del bebé, ayuda a que su cabeza rote y produce una contracción refleja en el útero (reflejo expulsivo) que provoca a la embarazada un deseo de empujar.

Manteniendo en plena forma esta parte central de tu cuerpo estarás cuidando por lo tanto estas cuatro funciones vitales y favoreciendo que todo marche adecuadamente. Te imaginarás ya cuál es la causa de gran parte de las incontinencias urinarias y fecales, los prolapsos y algunas disfunciones sexuales.

 

La Antigym ayuda a prevenir las disfunciones del periné y a restablecer el funcionamiento perdido.

 

Fuentes:

– Bertherat, T. y otros. Con el consentimiento del cuerpo. Paidós: 2014.

– Rouvière, H. Anatomía Humana. Elsevier: 2005.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 12 =